GINA TARAJANO

Gina Tarajano

Cuando era apenas un bebé, mi madre repentinamente me abandonó bajo el tendedero de la casa de mis abuelos paternos. Sin entender las razones de su decisión fui creciendo con un profundo sentimiento de abandono en mi corazón. Esta sensación abrumadora fue algo con la cual tuve que luchar por mucho tiempo en mi vida, sin embargo el conocimiento de la Palabra de Dios irradió una nueva luz en mi ser. La promesa que Dios me hace en Su palabra de nunca dejarme, ni abandonarme, fue imprescindible para mi sanidad y fortalecimiento interior.

Desde pequeña tuve gran pasión por la música; cantar es una experiencia sin igual. Mediante la música he podido expresar sentimientos muy profundos, es para mi como una medicina capaz de aliviar las vicisitudes de la vida. Después de mucha preparación presento mi disco titulado “Déjate Amar”. Con el mismo quiero inspirar a todas esas personas que han sido abandonadas o que por distintas razones se encuentran solas. Quiero decirles que en los brazos de Jesús pueden encontrar su mejor refugio.

Yo, como Moisés encontré refugio en el palacio de mi padre celestial. Mientras crecía me di cuenta que a pesar de todo no estaba sola; Dios estaba conmigo, protegiéndome y guiando mis pasos en el camino. Es por eso que hay un lugar especial en mi corazón para las personas solitarias en el mundo. Brindar ayuda y esperanza a estas personas es un enfoque principal en mi ministerio.

Después que le di mi corazón a Jesús y me dediqué a cantar canciones que lo glorificaran, comencé a sentir sanidad en mi alma y la valentía para hablar de las dificultades de mi niñez. Mi deseo era que mi historia combinada con mi música pudiera tocar el corazón abatido, y que muchas personas les dieran sus vidas a Jesús.

Más tarde cuando hice un compromiso serio con el ministerio, decidí obedecer a Dios en todo. Deje mis planes para perseguir Su propósito en mí. Entonces, Dios empezó a mover su mano y las puertas que estaban antes cerradas empezaron a abrirse para mí. Dios puso en mi camino un productor musical, canciones con poderosos mensajes empezaron a surgir y la compañía disquera mostró interés en producir y distribuir mi música. En fin, a través de mi vida he aprendido que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Nuestro trabajo como hijos es aceptar el llamado del padre celestial para ser sanados y completos en El.

Please Upgrade Your Flash Player

Get Adobe Flash player

reproductores
Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime
MOVILES RADIO CANCION

© Radio Canción